Autismo: 5 signos que nos ayudarán a conocerlo

 

Hoy es el día mundial del autismo. Un trastorno sobre la que todavía hay mucho desconocimiento tanto sobre las causas que lo originan, como entre la población, ya que pocos saben qué es exactamente el autismo. Aprovechando que hoy es su día, quería acercaros un poco a todos estos niños y adultos que resultan tan incomprendidos.



El trastorno comienza a manifestarse al poco tiempo de nacer, por ello se considera un trastorno del desarrollo (antes de los 3 años ya está instalado). Comienza a mostrar sus signos temprano, con 18 meses cuando cualquier niño empieza a adquirir las habilidades del lenguaje y a compartir intereses con el adulto, estos niños sin embargo muestran dificultades con el lenguaje e intereses distintos al resto de niños. Mientras un niño señalará un perro cuando va por la calle para enseñárselo a papá un niño con autismo no tendrá esta capacidad de interacción.



Mientras otros niños empiezan a estar interesados en el contacto con otros adultos o niños, es decir, en la interacción social, los niños autistas tienen dificultades para establecer relaciones sociales. Tanto por el lenguaje como ya dije como por los intereses tan distintos. Pueden pasar horas por ejemplo mirando la rueda de una bicicleta y prefieren actividades en solitario.



Son muy sensibles al sonido y a la vista por lo que cosas que a nosotros nos parecen normales como el sonido de un coche o una moto, para ellos puede ser como si pasara un avión en frente de su cabeza, motivo por el cual se asustan y se alteran.



No es que no tengan sentimientos si no que tienen dificultades para expresarlos y sobre todo para entender los sentimientos de otros. Los psicólogos decimos que carecen de teoría de la mente. Esto quiere decir que no pueden distinguir que el otro es una persona distinta a él mismo. No puede hacerse una idea de lo que piensa o de lo que siente, es por ello que no entienden la mentira, ni las ironías por ejemplo. Su manera de entender todo es de forma literal.



El autismo puede tener distinta gravedad y lo más común es que ni siquiera puedan adquirir el lenguaje o tengan un lenguaje propio que nadie más entiende. Esto no quiere decir que tengan porque tener discapacidad intelectual, aunque puede ir acompañado. Los niños autistas tienen capacidades en las que pueden ser sobresalientes por ejemplo en cálculo matemático pero no son capaces de adquirir otras como por ejemplo el lenguaje.



Otra de las dificultades que tienen es que se adaptan muy mal a los cambios. Necesitan rutinas muy estables para poder desenvolverse bien. Imagínate un mundo que no entiendes y que encima está en constante cambio.



Por último son frecuentes lo que nosotros llamamos esterotipias es decir movimientos o acciones repetidos sin ninguna finalidad aparente.  Por ejemplo sacudir o girar las manos, repetición de palabras…



Estas son las características más importantes pero no hay que olvidar que cada persona es un mundo y cada niño con autismo ante todo es una persona y no debe juzgársele por su etiqueta de autista. Igual que ellos no entienden nuestro mundo y hacen muchos esfuerzos por entenderlo, nosotros también deberíamos hacer el mismo esfuerzo para entenderles a ellos. Así que os dejo un vídeo muy cortito en el que podéis experimentar por dos minutos que significa ser autista.

 



Elena de Miguel


 

 

Escribir comentario

Comentarios: 0