Las cadenas del maltrato

La palabra maltrato está muy presente en nuestra vida cotidiana, en las noticias, en la educación de nuestros hijos, en las empresas y en muchas más casas de las que creemos. No tiene por qué dejar huellas visibles, si no que por lo general va minando la autoestima de quién lo sufre día a día hasta destruirle. A pesar de las medidas de prevención que parecen existir, lo cierto es que las víctimas están muy solas y se sienten muy incomprendidas.

 

 

 

Durante mucho tiempo se ha tendido a culpabilizar a la víctima con frases como “ella se ha metido en esto” o “algo habrá hecho”. Esta actitud humana pretende protegernos, externalizamos el problema y damos más poder a la víctima del que realmente tiene. Nos sirve para pensar que todo esto es más ajeno a nuestra vida de lo que realmente es, que el agresor y el agredido son personas que no se parecen en nada a nosotros. La triste realidad es que muchos podríamos encontrarnos en esa situación bien por un jefe agresivo, porque nuestro hijo sufre bullying o porque nuestra pareja nos hace sufrir física o psicológicamente. Nadie elige encontrarse en esa situación.

 

 

Hablaré hoy del maltrato en la pareja, por ser un problema social muy importante que requiere todo nuestro conocimiento e implicación para reducirlo.

 

 

El agresor es una persona sin empatía que comienza dominando sutilmente sin que la persona se entere. La víctima va haciendo ciertas concesiones y le resulta muy difícil marcar donde está la normalidad y donde comienza el maltrato. El agresor no siempre es malvado, si no, obviamente la persona que tiene cerca no lo aguantaría, suele dar como se suele decir “una de cal y otra de arena”. La víctima puede creer que algún día cambiará o que ella le hará cambiar, lo cierto es que se atribuye un poder que no tiene. Esto nunca ocurrirá, si no que muy probablemente irá a peor.

 

 

En este proceso de hacer cambiar al otro va cediendo libertades, al principio por no discutir, más adelante por miedo a la reacción agresiva del otro. Normalmente la violencia sobretodo emocional va acompañada de mensajes ambivalentes, si la víctima se pregunta ¿qué ha pasado para que el otro reaccione así? Puede que el agresor conteste “tú sabrás lo que has hecho” así la culpa vuelve a la víctima que empezará a creer que efectivamente algo habrá hecho mal.

 

 

El agresor normalmente imposibilita una normal comunicación, se niega a dar explicaciones y asusta no solo con el lenguaje verbal, si no que a veces una sola mirada de odio puede hacer temblar a la víctima. Ante esta situación de impotencia puede que en ocasiones la víctima pierda los papeles, eso es lo que el agresor buscará para añadir “ves, tenía razón, estás loca” otra vez la culpa vuelve a la víctima.

 

Ante esta agresión continuada y ausencia de comunicación clara, la víctima es probable que se vaya aislando, que vaya creyendo esos mensajes que vienen de la que supone que es la persona que más le quiere. Llega un momento en que su autoestima está tan minada que aunque sabe que esa situación es insostenible no tiene fuerzas y tiene tanto miedo de las represalias que sigue sumida en la situación. Es muchas veces la presencia de alguien externo el que pone la voz de alarma a la víctima de que lo que está viviendo efectivamente no es normal.

 

 

Sin embargo el miedo a las consecuencias y la realidad de la ausencia de verdadera protección a la víctima es la que le impide dar un paso adelante. Es normal que en el estado tan parecido a una verdadera depresión en que se encuentra la víctima, donde la indefensión es el  sentimiento más predominante le resulte imposible ver una salida.

 

 

¿Qué hacer entonces?

 

El primer paso para una persona que se encuentre en estas condiciones es pedir ayuda a un agente especializado. En casi todas las ciudades existe algún instituto de la mujer o asociación dedicada a la prevención de la violencia de género, es la mejor vía para informarse de las posibilidades de acción y para encontrar apoyo para el problema. En una situación en que la víctima ha sido destruida internamente es necesario reconstruirse para poder llevar a cabo alguna acción que cambie la situación. La mejor manera de hacerlo es pedir asistencia psicológica o acudir a algún grupo de apoyo de personas que estén en las mismas condiciones. Esto le ayudará a salir del aislamiento y empezar a cuidarse, si esto no se hace como primer paso, es difícil salir.

 

 

Para concluir, a mí siempre me gusta pensar, esto ya es cosa mía, que una pareja tiene que sacar lo mejor de ti mismo, en el momento en que vas restando de lo que eres, algo falla en la relación. Si un día te encuentras pensando “esta no soy yo, me está cambiando, a peor” sal en cuanto puedas.

 

 

 

Elena de Miguel

Psicóloga y coach

Escribir comentario

Comentarios: 6
  • #1

    Lindsy Isreal (domingo, 05 febrero 2017 02:16)


    It is not my first time to pay a quick visit this website, i am visiting this web page dailly and take fastidious information from here everyday.

  • #2

    Heide Chestnut (domingo, 05 febrero 2017 06:05)


    Hello, this weekend is nice for me, since this moment i am reading this impressive educational piece of writing here at my house.

  • #3

    Hsiu Mckinney (domingo, 05 febrero 2017 11:37)


    If some one desires expert view concerning running a blog afterward i propose him/her to pay a visit this blog, Keep up the pleasant work.

  • #4

    Linnea Udell (domingo, 05 febrero 2017 13:43)


    Hi, Neat post. There is an issue together with your website in internet explorer, could check this? IE nonetheless is the market leader and a big element of folks will pass over your wonderful writing because of this problem.

  • #5

    Karol Engel (lunes, 06 febrero 2017 07:10)


    Hey! This is my first visit to your blog! We are a team of volunteers and starting a new project in a community in the same niche. Your blog provided us valuable information to work on. You have done a outstanding job!

  • #6

    Belle Miga (martes, 07 febrero 2017 12:25)


    Magnificent items from you, man. I've remember your stuff previous to and you are simply too great. I actually like what you have acquired right here, really like what you are stating and the way in which through which you assert it. You are making it enjoyable and you still take care of to keep it smart. I cant wait to learn far more from you. This is actually a tremendous website.