El papel más importante de tu vida

 

 

Ayer llegaba a mí este precioso cuento que hoy quiero compartir con vosotros. Creo que todos de vez en cuando deberíamos leerlo y no olvidar cultivar lo que nos hace diferentes, lo que nos hace especiales.

 

 

 

 

 

 

 

 

Un rey plantó un jardín precioso. Al año siguiente fue a visitarlo y descubrió que sus árboles, arbustos y flores se estaban muriendo.

 

 

Sorprendido por lo que vio, se dedicó a ir preguntando a cada una de las plantas y árboles que allí vivían ¿qué les había pasado?

 

 

 

El Roble le dijo que se moría porque no podía ser tan alto como el Pino.

 


Volviéndose al Pino, lo halló caído porque no podía dar uvas como la Vid.

 

 

Y la Vid se moría porque no podía florecer como la Rosa.

 


La Rosa lloraba porque no podía ser alta y sólida como el Roble.

Entonces encontró una planta, una Fresia, floreciendo y más fresca y brillante que nunca.

 

 


El rey preguntó:
¿Cómo es que creces saludable en medio de este jardín mustio y sombrío?

 

 


No lo sé. Quizás sea porque siempre supuse que cuando me plantaste, querías fresias. Si hubieras querido un Roble o una Rosa, los habrías plantado. En aquel momento me dije: "Intentaré ser Fresia de la mejor manera que pueda".



 

 

 

Después de esto reflexiona:

 

 

¿Cúantas veces te comparas con otros y te quejas por lo que no tienes?

 

¿Intentas cada día como la Fresia ser tu mejor yo?

 

¿Qué te hace especial?

 

 


No intentes ser como otros porque nunca lo lograrás. Sin embargo hay un papel que nadie puede hacer mejor que tú y en el que cada día puedes ir mejorando.

 

Es el papel más importante de tu vida, el papel de ser tú mismo.

 

 

 

 

Elena de Miguel

 

Psicóloga y coach

 

Escribir comentario

Comentarios: 0