Cuidado con la obediencia a cualquier precio

Después de un tiempo sin escribir, que todos necesitamos vacaciones...

 

 

He decidido terminar el mes hablando de un experimento controvertido en psicología, la réplica del mismo se muestra en el vídeo anterior.

 

 

 

El original fue llevado a cabo por un psicólogo de la universidad de Yale, Milgram en 1961. Ayer leía que habían hecho una réplica en un programa de televisión y comencé a ver como la gente se “escandalizaba” de la maldad humana.

 

 

 

Antes de conocerlo la gente suele extrañarse y decir que ellos no serían capaces de hacer eso y cuando lo ven, parecen concluir que ¡qué especie tan despiada la nuestra!

 

 

 

Sin embargo el experimento no va de eso, lo que se intentó estudiar fue la obediencia de los soldados nazis. Gente normal que cometió tales atrocidades por seguir las ordenes de un alto mando.

 

 

¿Cómo se explica esto desde la psicología?

 

 

Parece que cuando una persona actúa al servicio de una autoridad cede su responsabilidad a ésta. No se ven como un agente que responde a sus propias necesidades si no a las necesidades del superior.

No es que en este estado la moralidad quede suprimida si no que el estado de subordinación cobra mayor importancia que ésta.

 

 

En este experimento el sufrimiento humano pasa a segundo término, la responsabilidad de lo que le suceda al hombre que sufre las descargas es del experimentador siendo lo primordial para el sujeto experimental el cumplimiento de las órdenes que éste le impone.

 

 

Por ello la conclusión no es temer a nuestra especie, pensar que malos somos, si no temer lo que somos capaces de hacer siguiendo las órdenes de alguien que consideramos de autoridad.

 

 

Es normal que sucedan estas cosas cuando lo que siempre nos enseñan de pequeños es obedece a tu madre, a tu profesor… Cuando nos manipulan por la televisión, en las películas…pero pocas veces nos enseñan a dudar de las órdenes que recibimos.

 

 

 

 

Y ya lo decía José Ortega y Gasset

 

“ además de enseñar, enseña a dudar de lo que has enseñado”.

 

 

 

 


Elena de Miguel

 

Psicóloga y coach

 

Escribir comentario

Comentarios: 0