Beneficios del agradecimiento

Gratitud, que extraña palabra en los tiempos que corren.

 

 

Antes era casi un deber dar las gracias a Dios, a los padres, a los profesores... Ahora pocos son los que dan las gracias por algo. Dar las gracias está minusvalorado.

 


 

Desde la psicología positiva se ha estudiado ampliamente el término agradecimiento llegando a importantes conclusiones acerca de su valor y la importancia que tiene en el bienestar de las personas.

 


 

En terapia y en coaching es algo a tener en cuenta por los beneficios que puede aportar a la persona el empezar a ser más agradecido. Tanto por las emociones positivas que genera como por el efecto indirecto que puede tener ser más agradecido en nuestras relaciones sociales.

 

 


A todos nos gusta que se nos valore y se agradezca aquello que hacemos por los demás y aquello que hacemos bien. Un agradecimiento sincero por parte de alguien que queremos nos aporta un gran bienestar.

 

 


En nuestra vida cotidiana sin embargo, a menudo damos por hecho que lo que tenemos en la vida nos pertenece. Consideramos injustas las pérdidas que tenemos a lo largo de nuestra vida. Nos cuesta aceptar que nacimos sin nada por tanto todo lo que tenemos ahora se nos ha dado.

 

 

 

Si vemos la vida desde este nuevo prisma nos daremos cuenta de lo mucho que tenemos que agradecer, a la vida y a la gente que nos rodea (familia, amigos, profesores, compañeros de trabajo…).

 

 


Hoy os propongo un ejercicio clásico en psicología positiva que nos ayuda a ser más conscientes de todo lo que tenemos.

 


 

Apunta cada noche a modo de diario 3 cosas que tienes que agradecer al día. No tienen que ser grandes cosas, simplemente todo aquello que de normal damos por sentado, aprendiendo a valorarlo.

Un bonito atardecer, un paseo al lado de la playa, una sonrisa amable de un desconocido, un conductor de autobús que nos espera cuando llegamos corriendo a la parada…

 


 

Este sencillo ejercicio durante dos semanas demostró incrementar no sólo el agradecimiento si no también el estado de ánimo en todo aquel que lo practicaba.

 


 

Si no dejamos pasar por alto estas acciones y centramos la atención en estas pequeñas cosas, quizá en este mundo donde parece predominar la violencia y corrupción se convierta en un lugar más amable donde vivir.

 


 

Elena de Miguel

 

Psicóloga y coach en positiva-mente

www.positiva-mente.es

 

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Susana (jueves, 13 junio 2013 11:47)

    Gracias por el artículo y por la recomendación. Yo comienzo mi diario hoy mismo :-)